Cómo pensar la educación en el 2016

Estadísticas, causas y consecuencias del abandono escolar en Argentina

El 14 de diciembre de 2014, Infobae titula “Crece el numero de chicos que abandonan la escuela primaria” a partir de un informe de UNESCO que revelaba cómo la cifra aumenta en Argentina 1,8 puntos promedio por año, pasando de 5,1% en 2006 a 6,9% en 2011.

Siguiendo la serie estadística internacional, en 2016 el porcentaje de abandono de la escuela aumentaría al 15,9 % pero en Córdoba la situación sería aun peor.

En Abril de 2014, La Voz del Interior publica “Sólo el 48% de los alumnos concluye en el tiempo previsto. El problema es más serio en los colegios públicos”. Según los últimos datos oficiales: el 28,8% de quienes asisten a escuelas estatales y el 54% privadas.

El desgranamiento crónico es una realidad cada vez más visible provincialmente: algunos colegios tienen en sexto año la mitad de las divisiones que acreditan en primero. Esto se puede ejemplificar en diferentes colegios como el ejemplo de La Voz, Adolfo Castelo, en el cual la directora, Graciela Muñoz, asegura que llegan menos de la mitad de los que ingresan a primer año. “Tenemos 120 inscriptos en primer año y llegan 50 a sexto, menos de la mitad; con el agravante de que no todos los de sexto egresan”, explica la autoridad. No son sólo directivos los preocupados por este tema, Carmen Alvarez, conductora de Civilitas TV, ha ayudado durante años en IPEMS y lo que más remarca es la falta de interés y motivación que tienen los alumnos de estos institutos.

Respecto a esto, las autoridades no han emitido muchos juicios. Mientras que la Nación abría facultades, Córdoba creaba numerosas escuelas publicas. Pero el problema no es la cantidad sino la calidad. En los centros educativos secundarios escasean alumnos.

Más allá que es una situación común en la gran mayoría de las escuelas medias que trabaja especialmente con sectores vulnerables, y que actualmente se ha transformado en una cuestión que atraviesa la escolaridad de una gran parte de adolescentes (independientemente de su condición social), este problema radica en que la cuestión del ausentismo escolar, lamentablemente, no ha sido un tema de estudio. Y para curar, hay que conocer la enfermedad, por lo cual sin estudiar el síntoma es difícil resolverlo.

Una de los pocos centros que se ocupa de este tema es Fundación SES (Sustentabilidad, Educación, Desarrollo) que tiene como propósito desarrollar un estudio que aporte las herramientas necesarios para analizar el ausentismo adolescente en el secundario.

Una perspectiva ampliamente utilizada en este ámbito académico es la que desglosa la problemática del abandono o desempeño escolar en factores exógenos y factores endógenos al sistema educativo. A su vez, cada una de estas categorías puede adquirir características vinculadas a aspectos de carácter material estructural, cuestiones políticas u organizativas, y factores de índole cultural.

Además, el SITEAL (Sistema de Información de Tendencias Educativas en América Latina), utiliza un indicador para analizar abandono y sus factores culturales llamado “clima educativo” el cual alude al nivel de escolaridad de los padres ya que supone que el abandono se incrementa cuando los padres presentan su educación incompleta.

En nuestro país, la deserción es un conjunto muy complejo e inseparable. Sin embargo, la carencia es la más evidente. De acuerdo al TERCE (Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo), el incremento se adjudicaría a la pobreza y la desigualdad que “se asocian con factores como la ineficacia de las escuelas para mantener a los estudiantes, y con condiciones externas a la escuela, como la necesidad de los estudiantes de trabajar para aportar al ingreso familiar”.

Un informe de UNESCO publicado en Clarin el 11 de diciembre de 2014, ”La tasa de abandono escolar es uno de los indicadores más preocupantes en política educativa, porque refleja la incapacidad del sistema escolar para garantizar oportunidades educativas para la población”, señala el informe de UNESCO, publicado en el diario Clarín.

Otro estudio realizado en Carreras Truncadas durante 2005, y en vistas de datos cuantitativos a nivel nacional del 2001, asegura que la pobreza incide fuertemente en el abandono escolar y agrega que las chances para dejar la escuela serían predominantes en el sexo masculino.

Considerando que esta ausencia reiterada constituye un problema incidente en los procesos de aprendizaje, permanencia y finalización de los estudios secundarios, el gobierno debería ocuparse continuamente de este tema.

La Nación impone el contenido mínimo obligatorio y cada provincia tiene la autonomía de modificar sus programas al enseñar, pero en cuanto a democracia educacional hay un curriculum oculto (experiencia) y otro explícito (datos) en los cuales lo que se busca es lo mismo, la inserción.

Hay muchas leyes que tratan la integración, la principal es la Ley de Educación Nacional (Ley 26206, Año 2006), al plantear la obligatoriedad del nivel secundario, reconoce su carácter de derecho e inaugura un camino de acciones tendientes a garantizarlo. Declarando en el mismo Articulo 4: El Estado Nacional, las Provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires tienen la responsabilidad principal e indelegable de proveer una educación integral, permanente y de calidad para todos/as los/as habitantes de la Nación, garantizando la igualdad, gratuidad y equidad en el ejercicio de este derecho, con la participación de las organizaciones sociales y las familias.

A la vez, el Ministerio de Educación de la Provincia de Córdoba ha orientado su política hacia la igualdad y la inclusión con el objetivo de asegurar una educación de calidad para todos. En este marco, la Subsecretaría de Promoción de Igualdad y Calidad Educativa, se propuso generar condiciones favorables para la escolaridad de todos los estudiantes del nivel medio, colaborando con aportes y recursos que resulten útiles para hacer frente a la difícil situación de quienes ven alterada su trayectoria escolar pero las fallas continúan.

En conclusión, y como dice Flavia Terigi (Experta en políticas educativas y trayectorias escolares de adolescentes y jóvenes) en Diálogos del SITEAL: es fundamental hacer foco en las condiciones en que se produce la escolaridad secundaria, en las cuestiones vinculadas con el régimen académico, la asistencia día por día y la posibilidad de definir trayectos más adecuados a las circunstancias de los estudiantes.

Es importante que la educación se piense desde todos los ámbitos de nuestra vida, desde la salud, pasando por la alimentación, el transporte hasta la política. Ya que sus objetivos (continuidad universitaria, inserción laboral, ciudadanía participe) nos involucran a todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s